Estrabismo


Es un defecto visual que consiste en la pérdida de paralelismo de los ojos, de modo que cada ojo mira en una dirección.

Existen diferentes tipos de estrabismo. Cada uno tiene sus características clínicas, edad de comienzo, pronóstico y tratamiento.

Algunos estrabismos se presentan antes de los 6 meses de vida  y otros aparecen años más tarde e incluso en la edad adulta. Para poder corregirlo adecuadamente, es muy importante detectarlo antes de los 7 años.

El médico debe realizar una revisión oftalmológica completa para valorar el grado de desviación, motilidad ocular, refracción y fondo de ojo. Si de entrada existe un defecto refractivo, hay que tratarlo mediante corrección óptica (gafas o lentillas).

Generalmente, la corrección óptica cura por sí sola el estrabismo. Si se desarrolla una ambliopía, se tendrá que recuperar la visión de ese ojo, lo que normalmente se consigue tapando el ojo sano con un parche. La operación quirúrgica sólo es necesaria, si una vez corregidos los defectos ópticos y la ambliopía, persiste la desviación ocular.


Más información.